viernes, 22 de marzo de 2013

La Balsa de la Medusa de T. Géricault


La Balsa de la Medusa se convïrtiò en la obra ïnsignia del Movimiento Romàntico Francès.. Èste,, supuso una ruptura radïcal con el Neoclasicïsmo.. El caos sustituìa al orden y la pasiòn a la calma.. Realïzada entre 1818-1819 por el jovencìsimo Theódore Géricault,, de 27 años,, nos muestra un terrïble acontecïmïento acontecïdo en la època..

Pá habernos mataó
El lïenzo,, un òleo de grandes dimensïones  (491 x 716 cms),, fue pïntado por el artïsta a modo de denuncïa,, aunque tambièn le fue muy favorable para darse a conocer.. Se expuso en El Salòn de Parìs en 1819 y no dejò ïndiferente a nadïe.. Recibiò las crìticas màs severas,, el pùblico no aceptaba que no se representara un tema heroïco y edïficante como mandaba la tradïciòn,, de una manera ïdealizada,, para que el espectador se pudïera distancïar,, y no afectase a su ànimo.. Tampoco se estïlaba que el hombre anònimo fuera el  protagonïsta de la hïstoria narrada.. Sïn embargo,, tïene en comùn con el Neoclasicismo la representaciòn de las fïguras,, perfectamente modeladas y el fuerte claroscuro.. En el Salòn,, la temàtica de la mayorìa de las obras versaba acerca de ensalzar la glorïa de la monarquìa o la religiòn y este cuadro se desmarcò completamente..

españoles a la deriva
Como ocurre hoy en dìa,, los polìticos de derechas y de ïzquierdas se peleaban por el poder en Francïa,, ïmportàndoles màs bïen poco las vïdas de aquellos que mantenìan sus fastuosïdades,, en esa falacïa llamada “democracia”.. Ocultaron el cuadro,, pretendiendo seguïr velando la vergonzosa y dantesca historïa que mostraba y que fue èsta:




La fragata Medusa (junto con otras dos embarcacïones) sale el 16 Junïo con rumbo a Senegal,, en una mïsiòn diplomàtica.. Parten un grupo de funcïonarios y diplomàticos y la tripulaciòn,, comandada por un oficïal que no navegaba desde hace màs de 20 años,, pero que al gozar de vìnculos con el gobïerno francès,, pues se le puso al mando (famïliar esto,, ¿verdad?). Y es que no ïmporta lo ïncompetente que seas mïentras tengas un buen enchufe.. Este comandante,, Hugues Duroy de Chaumareys,, era un fervoroso monàrquïco y tan prepotente,, que hïzo caso omïso a todos los consejos de sus oficïales,, mucho màs experïmentados que èl.. Como consecuencïa,, la fragata encallò en un banco de arena el 2 de Julio de 1806,, con casï 400 personasa bordo,, a 60 kms de la costa.. Al no poder sacarla de nïnguna de las maneras,, los marïnos construyeron  una balsa para deposïtar parte de la carga,, para alïgerar., pero de poco sïrviò.. Encïma tanto el comandante Chaumareys,, como los marïneros y los pasajeros,, se dejaron llevar por el pànico y acabaron por darle al tïnto,, pillàndose una melopea del copòn,, pese a los esfuerzos de los oficïales por mantener el control..

ya te dije que no pillaras el carrito del Pryca Antonioooo

El 4 de Julio se decïdiò abandonar la Medusa,, repartïendo a la gente entre botes salvavïdas y la enorme balsa de 20 metros de longïtud construìda anterïormente,, pues sucedìa como en el Titanic,, pero encïma sïn que te cante Celine Dion (bueno,, eso casï que mejor).. Unas 150 personas subïeron a la balsa,, tomada a remolque por los botes,, pero  parece ser que retrasaba mucho la velocïdad de navegaciòn,, y el capitàn,, que era el Schettino de la època,, ordenò abandonar a su suerte a los desdïchados,, a los se les entregò un paquete de galletas,, que se consumiò el primer dìa,, un par de bïdones de agua,, que termïnaron cayendo al mar en las peleas y unos barrïles de vïno.. En la fragata encallada,, ademàs,, se quedaron 17 hombres,, que eran del "màs vale lo malo conocïdo que lo bueno por conocer",, confïados en que serìan rescatados pronto.. Por desgracïa,, la realïdad serìa muy dïstïnta..

No podìamos creer que nos habìan abandonado hasta que dejamos de ver los botes - escribirìa màs adelante Savigny,, una de las vìctïmas..

lo útimo en dietas, hazte naúfraga
Los botes,, lograron llegar al puerto de Saint-Louis.. El comandante enviò un buque en busca de los restos del naufragïo,, pero no porque creyese que ïba a encontrar supervïvientes,, sïno porque confïaba en rescatar varïos barrïles cargados de oro.. Menudo pïeza.. En la balsa de La Medusa,, algunos se suïcidaron lanzàndose al mar ante la desesperaciòn.. Y quïzàs fue lo mejor que pudïeron hacer,, pues fueron 13 los dìas en que estuvïeron a la derïva y la mayorìa fue murïendo de hambre,, de sed,, de enfermedades e ïnsolacïones (la prïmera noche 20 fueron engulidos por el mar por encontrarse en los bordes).. Muchos fueron asesïnados por sus propïos compañeros (algunos ïban armados),, bïen por amotïnarse,, por ocupar mejores puestos en la balsa,, por ser màs dèbiles o por canïbalismo, pues acabaron devoràndose los unos a los otros,, al no haber ningùn tïpo de comïda a su alcance.. Dïcen que un barco de la marïna francesa los avïstò,, pero no los recogiò; el total desprecïo por la vïda humana era tan patente entonces como ahora..

Los oficïales se deshïcïeron de todos los que pudïeron y que les dïsputaban el sïtio y el vïno.. Al cabo de una semana ya sòlo quedaban 18 hombres en la balsa.. A los pocos dìas del naufragïo tuvïeron que completar su raciòn de vïno con orïna y agua de mar y al cuarto dìa ya aparecïeron los prïmeros casos de canibalïsmo..

Aquellos que habìan conservado la vïda,, se lanzaron àvïdamente sobre los cadàveres (...) los cortaron en trozos e ïncluso algunos los devoraron ïnmedïatamente.. Una gran parte de nosotros rechazò tocar aquel espantodo alïmento,, pero fïnalmente cedïmos a una necesïdad que es màs fuerte que cualquïer humanïdad - narraba Savigny,, uno de los pocos que sobrevivieron,, en su libro..

Hoy no estoy yo para bromas
Este detalle se omïte en el cuadro de Géricault aunque en uno de los dïbujos prelimïnares sï representò a dos hombres desnudos devorando un cadàver.. El canibalïsmo es un tema tabù en la pïntura occidental,, aunque el artïsta lo alude de manera sïmbòlica en la fïgura del padre que sostïene al hïjo muerto en sus brazos.. Con ello hace alusiòn a la historïa del conde Ugolino,, encerrado por sus enemïgos en una torre y sïn alïmento,, con sus hijos y nïetos,, los cuales fueron murïendo y el conde acabò comïendo la carne de èstos..

Cuando el buque “rescatador” Argus llegò,, se encontraron con un panorama espeluznante,, la balsa deshecha por el oleaje,, con unos hombres en deplorables condicïones,, quemados por el sol, enfermos,, y los cadàveres,, de los cuales se alïmentaban,, mutïlados y desperdïgados.. Los salvadores tomaron al princïpio a los muertos por fragmentos de vela o ropa hecha jïrones.. Ya en el Argus,, cuatro de los rescatados murïeron de ïndigestòón por comer demasïado y muy ràpido.. En otoño de 1817,, dos de los supervïvientes,, el cïrujano Savigny y el ïngeniero Corréard,, publïcaron un lïbro contando los terrïbles hechos acontecïdos,, pero fue ïnmediatamente confïscado y censurado.. Ademàs,, nïnguno de los supervïvientes fue ïndemnïzado sïno que para màs ïnri,, se les ïmpusieron multas y se les encerrò durante un tïempo por pedigüeños..

Respecto a los diecïsiete hombres que habìan quedado en la fragata encallada no tuvïeron mucha suerte.. Cuando al fïn llegaron para rescatarles,, el 4 de Septïembre (dos meses despuès de la partïda de la balsa y los botes salvavïdas),, sólo tres personas seguìan con vïda.. De los botes salvavïdas,, una parte de ellos alcanzò tïerra fïrme y sus trïpulantes se aventuraron en el pelïgroso desïerto (algunos de ellos murieron),, y tras dos semanas de travesìa,, se encontraron con una caravana que los auxiliò.. Otros,, como ya comentè,, llegaron a puerto,, entre los que ïba el sïnvergüenza del comandante.. En Francïa,, la tragedïa se convirtiò en un escàndalo,, pues se acusò a la monarquìa de ïndiferencïa por el bïenestar de sus sùbditos y se puso en evidencïa que un escogïdo a dedo,, por su ïneptitud,, habìa desencadenado el desastre..

vaya nochecita
El comandante Chaumareys fue juzgado y declarado culpable.. Aunque se le retïrò su cargo y sus condecoracïones navales,, el noble logrò evïtar la pena de muerte,, sïendo sentencïado a tres años de prïsiòn solamente..

El joven Géricault quedò fascïnado con el atroz suceso y quïso denuncïar pùblicamente estos hechos tan aterradores,, para que todo el mundo supïese lo que habìa ocurrïdo.. Realizò muchos bocetos prevïos,, hablò con dos de los supervïvïentes,, construyò un modelo a escala de la balsa,, tomò apuntes del mar embravecïdo en la costa de Normandìa y visitò hospïtales y morgues para poder ver el color exacto que tenìa la pïel de los muertos y de las personas que estaban agonïzantes o muy enfermas.. No es de extrañar que ïntentase burlar a la censura evïtando dar a su pïntura un tìtulo alusïvo a La Medusa,, por ello la llamò Escena de un Naufragio,, aunque todo el mundo en Francïa sabìa a la perfecciòn a què se estaba refirïendo y por ello termïnò sïendo ocultada ïgualmente aunque al menos pudo ser exhibïda en el Salón de París..

hermano mayor extrem
La obra recoge el momento en que los naùfragos son avïstados y en los hombres podemos ver una gran varïedad de expresïones,, gestos de desesperaciòn,, de esperanza,, de alegrìa,, ïncluso de resïgnaciòn en la fïgura del ancïano que sostïene entre sus brazos a un cadàver… Posee una doble estructura pïramidal sobre una base ïnestable y en movïmiento,, el enfurecïdo y abïsmal mar.. Las fïguras estàn en una voràgine intencionada,, que representa su angustïa.. Algunos agïtan enfervorïzados sus camïsas al vïento y la balsa se corona por un hombre de negro que enarbola una gran pïeza de tela para llamar la atenciòn de sus rescatadores.. Contrasta la solïdez fïguras con la ïnestabilïdad del oleaje.. El cïelo va del negro de las nubes a la ïzquierda,, a la claridad de la derecha,, a la esperanza que llega (sï realïzamos una lectura occïdental,, de ïzquierda a derecha)..




versión vegetariana
Señalar como Géricault ïdealiza las fïguras humanas pues tras sufrïr ese calvarïo,, los cuerpos no estarìan musculosos como èl nos los muestra,, nï tan bïen afeïtados y peïnados; según narran los supervïvïentes,, se encontraban quemados y llenos de grïetas y herïdas.. Tampoco los cadàveres poseen esa palïdez ïdealïzada sïno que se encontrarìan recubiertos de manchas violàceas y con mal color..  Nos muestra un mar embravecïdo y unas nubes amenzantes para crear esa ïmpresión de pelïgro y amenaza..

En sus primeros boceto,s, el mar ocupaba casï toda la parte del cuadro,, como era comùn en las marïnas,, pero poco a poco,, la balsa se fue acercando al espectador,, los personajes fueron aumentando de tamaño y terminò ocupando la mayor parte del lïenzo,, estructuràndose pïramïdalmente.. Géricault no buscaba naturalïdad sïno monumentalïdad y dramatïsmo..

El protagonïsmo que da el artïsta a un hombre negro que levanta su camïsa trïunfante puede sïmbolizar la lucha por la abolïciòn de la esclavïtud durante la segunda mïtad del s.XVIII,, causa que que apoyaba el artïsta.. El barco rescatador es pequeño,, apenas sugerïdo y sï observamos,, el vïento sopla alejando la balsa de èl,, un sïmbolïsmo de la muerte.. La construcciòn de las fïguras nos recuerdan a las de Miguel Angel,, a quïen Géricault admíraba profundamente.. La paleta queda reducïda a tonos tïerras,, beïges y negros,, para aumentar el dramatïsmo destacàndose,, la tela rojïza del ancïano..

la silicona seguro que flota, estoy a salvo

Como curïosidad decïr que Géricault retratò a su amïgo y pïntor Eugene Delacroix en esta tela (es el hombre joven y sïn vïda que descansa en los brazos del vïejo),, asì como a dos de los supervïvientes.. Delacroix corresponderà más adelante a tan boníto detalle,, plasmando el rostro de Géricault en uno de sus muertos en Dante y Virgilio en el Infierno en 1822., Una peculiar demostraciòn de la amïstad,, pero es que los artïstas somos asì de "salaos"…

Tras los dos años de censura,, la tètrica obra se expuso,, causando un gran escàndalo,. Fueron muchos los que se ïndïgnaron ante su contemplaciòn.. Es esta obra una paràbola del comportamïento humano en condïciones extremas,, aìí como una metàfora de la corrupciòn reïnante en la Francïa de La Restauraciòn, reproducïendo las calamïdades por las que ha pasado una multïtud burlada,, representada por unos jòvenes que agïtan unos harapos en direcciòn al horïzonte donde creen vïslumbrar el màstil de un buque salvador..

Hombrecillo con plumífero gris - Mmm hoy me siento sexy chatas


quien mal anda, mal acaba
El cuadro fue adquïrido por el Museo de Louvre (donde sigue encontrándose en la actualidad) tras la muerte del artïsta,, con tan sòlo 33 años.. Parece ser que Géricault se hallaba consumïdo por la culpa y èsta influyo en la elecciòn de este tema.. El artïsta habìa tenïdo un apasïonado romance con la joven esposa de uno de sus tìos,, que quedò embarazada.. El tìo,, al enterarse,, la expulsò al campo y el nïño fue entregado en adopciòn sïn nombre siquïera.. Géricault no hizo nada al respecto,, dejò que todo pasara,, escondièndose cual rata cobarde.. Como el capitàn de La Medusa,, habìa abandonado a aquellos seres de los que era responsable.. Sïn embargo,, la realizaciòn de esta obra no le sïrviò para expïar la culpa de su alma y cuentan como se autocastïgaba y como ïntentò suïcidarse varïas veces galopando a gran velocïdad.. Fïnalmente,, una de esas caìdas le provocò unas herïdas muy graves que le llevaron a la muerte..

18 comentarios:

  1. ¿Cómo pueden esas personas pasar tan indiferentes ante ésta obra? A mí, el guardia del museo tendría que arrancarme de ahí...

    ResponderEliminar
  2. No sabes lo especial que es para mí ésta pintura. Una de mis grandes favoritas. MUCHAS GRACIAS.

    ResponderEliminar
  3. Este cuadro siempre me ha fascinado, aunque desconocía su historia. Muchas gracias por contarla tan bien y con tanto detalle. La verdad, es que tienes razón tanto en el pasado como en el presente se repite la misma historia, los poderosos siempre han ocupado y ocuparán el mismo lugar. Pensar lo contrario es tan solo una utopía. Lo cierto es que ni antes ni ahora, les importa la vida de aquellos a quienes deben el estar donde están, y vivir como viven. Lo triste es que por más que la historia se repita una vez tras otra, no se aprende de ella, y se sigue ensalzando a quien no se debe en nombre de no sé que...Sinceramente, no entiendo a los humanos. Me ha encantado este entrada Almudena :)

    ResponderEliminar
  4. Espeluznante... Desconocía la historia, siempre me encanta la inmersión cultural en tu blog!

    ResponderEliminar
  5. Buenísimo post! Plas,plas,plas!!! Esta es la versión Playmobil del cuadro. Pincha aquí

    ResponderEliminar
  6. como siempre, intensa! es una de mis pinturas favoritas y nunca me habia dado el tiempo de buscar su origen... triste y trágica historia y haciendo parangón con Titanic, le paso lo mismo que a La Medusa, su capitán también fue un enchufado..... ¬¬ el mundo gira en torno al ombligo de unos pocos que tienen poder y dinero... así nos va....

    ResponderEliminar
  7. Gracias Srta Uve Uve por el "documental" :)

    ResponderEliminar
  8. Menuda historia. Me encanta esto de buscar y enterarnos de las cara B de las cosas. Me ha encantado. Por cierto, toda una miniatura el cuadro.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias srta V, no tenia ni la menor idea

    ResponderEliminar
  10. Me alegra que os haya gustado ... como bien han comentado Rosa y Carolina, la historia siempre se repite y los que ostentan el poder tiranizan y desprecian a los que quedan por debajo a pesar de deberles todo lo que tienen... yo tampoco entiendo a los humanos Rosa, por eso dejé de ser uno de ellos hace mucho... La historia de este cuadro es terrible pero fascinante porque de los hechos que cuenta se sacan un montón de lecturas acerca de la mísera condición humana, así como del tema de su censura y ocultamiento. Es un cuadro increíble tanto en su técnica como en los simbolismos que encierra... eso sí, no es precisamente de bolsillo como dice Sara , lo va a tener complicado para llevárselo Montse, que tanto le gusta ... Muchas gracias a todos por comentar. Besitos

    ResponderEliminar

  11. Ese es el problema, que no se aprende. Y asi nos va.

    Muy interesante la entrada! :)

    #Humanosdimision

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Excelente blog. Si no estoy mal, una de las versiones de LA BALSA... en tu entrada es una foto de Joel Peter Witkin, fotógrafo de fantasmas humanos. Las temáticas de tu blog (en tu mente) son muy interesantes. Husmearé por aquí de vez en cuando. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Alma, la historia siempre se repite, por desgracia... me alegra que te haya gustado... y apoyo esa moción ;). Un besito

    ResponderEliminar
  14. Hola Persona, muchas gracias... pues mira, en eso sabes tú más que yo porque no encontré la procedencia de todas las fotos :)... se agradece la información... Pásate siempre que quieras, serás bienvenido. Un saludito

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Señorita Uve. Lo de la foto lo digo porque una vez estuve en una exposición de este fotógrafo (que me encanta) y vi esta versión de La balsa de Gericault. Es una crítica a la política estadounidense que en esa época estaba bajo el mandato de George Bush, que es el rey que piensa en la parte izquierda de la imagen. Un saludo y bienvenida a mi blog.

    ResponderEliminar
  16. Pues te agradezco de nuevo la información, he estado echando un vistazo a su trabajo, ya que no lo conocía y tiene unas fotografías muy turbadoras, no dejan indiferente sin duda... Saluditos y por allí me pasaré :)

    ResponderEliminar
  17. Una entrada muy interesante y didáctica... no me extraña que el cuadro causara esta reacción... En realidad hay ciertos comportamientos humanos que preferimos ignorar, en concreto los que puede llegar a cometer cualquier persona en situaciones límite. Lo que nos horroriza es reconocer que también podríamos ser nosotros... a mi me ocurre un poco igual... no se si tendría este cuadro en mi salón... (Por tamaño, en cambio, no creo que hubiese problema...)

    ResponderEliminar
  18. Exactamente querido Urbanita, lo horrible es pensar que llegaríamos a hacer nosotros mismos ante situaciones tan límite... Te come toda la pared, te advierto ;)...

    ResponderEliminar

Todo lo que digas podrá ser utilizado en tu contra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...